VITAMINA B12 // cianocobalamina

Deficiencia

La absorción de la vitamina B12 de los alimentos requiere que el estómago, el páncreas y el tracto digestivo (intestinos) funcionen con normalidad.

Causas

Las causas más comunes de una deficiencia de vitamina B12 son una afección autoinmunitaria (anemia perniciosa) y una absorción pobre (mal absorción) de la vitamina B12 de los alimentos; ambas causas se vuelven más comunes con la edad (30).

La anemia perniciosa es la fase final de una inflamación autoinmunitaria del estómago, que resulta en la destrucción de las células del estómago necesarias para la absorción de vitamina B12 por los anticuerpos propios. El tratamiento, por lo general, conlleva inyecciones de vitamina B12 o suplementación oral en dosis altas (31, 32, 33, 34).

La mala absorción de la vitamina B12 de los alimentos es una inflamación crónica del estómago que resulta en la destrucción de las células glandulares que producen ácido, necesarias para la liberación de la vitamina B12 de las proteínas de los alimentos. Las personas con mala absorción de la vitamina B12 de los alimentos no requieren más vitamina B12; simplemente la necesitan en la forma cristalina presente en los alimentos enriquecidos y suplementos dietéticos.

Una infección por la bacteria Helicobacter pylori puede causar una inflamación crónica del estómago, la cual puede evolucionar a una gastritis atrófica, la cual resulta en una pérdida de glándulas en el estómago, una menor producción de ácido y una deficiencia de vitamina B12 (30).

Otras causas de una deficiencia de vitamina B12 incluyen una resección quirúrgica del estómago o partes del intestino delgado.

Puesto que la vitamina B12 sólo está presente en alimentos de origen animal, una dieta vegetariana estricta o vegana puede resultar en casos de deficiencia de vitamina B12.

Los alcohólicos (35) y las personas con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) (2) podrían padecer una absorción intestinal reducida de vitamina B12.

Síntomas

La deficiencia de vitamina B12 resulta en problemas en las actividades de las enzimas que requieren B12: una actividad restringida de la síntesis de metionina atrapa la vitamina B9 (folato) en una forma que no es aprovechable por el cuerpo, lo cual resulta en síntomas de deficiencia de folato. Por ello, tanto en casos de deficiencia de folato como de vitamina B12, el folato no está disponible para participar en la síntesis de ADN, lo cual hace que se produzcan glóbulos rojos grandes e inmaduros, pobres en hemoglobina (anemia megaloblástica) (2). No se debe tratar la anemia megaloblástica con ácido fólico hasta que no se haya determinado la causa subyacente (36).

Los síntomas neurológicos de la deficiencia de vitamina B12 incluyen entumecimiento y hormigueo en los brazos y más comúnmente las piernas, dificultad al andar, pérdida de memoria, desorientación y demencia sin o con cambios de humor.

Los orígenes de otros síntomas como irritación de la lengua, pérdida de apetito y estreñimiento no están claros, pero podrían estar relacionados con la inflamación del estómago subyacente en algunos casos de deficiencia de vitamina B12 (27).