VITAMINA B2 // RIBOFLAVINA

Funciones para la salud

Los organismos vivos extraen la mayoría de su energía de las reacciones oxidación-reducción (redox), que implican la transferencia de electrones. La vitamina B2 (riboflavina) es el precursor de las ‘flavocoenzimas’ que participan en las reacciones redox por varias rutas metabólicas (3), apoyan la metabolización de fármacos y toxinas (4) y son indispensables para el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. 

El ‘ciclo redox del glutatión’ dependiente de las flavoenzimas cumple una importante función antioxidante, protegiendo al organismo contra especies reactivas del oxígeno que pueden tener efectos nocivos. La deficiencia de riboflavina ha sido asociada con un incremento del estrés oxidativo (4). Otra reacción de oxidación dependiente de las flavoenzimas genera ácido úrico, uno de los oxidantes hidrosolubles más efectivos presentes en la sangre (5).

Las flavoproteínas están involucradas en el metabolismo de otras vitaminas del complejo vitamínico B como las vitaminas B3B6 y B9 (6, 7, 8)

Aunque el mecanismo no está claro, investigaciones con animales sugieren que la deficiencia de vitamina B2 (riboflavina) podría impedir la absorción de hierro, aumentar la pérdida intestinal de hierro o impedir el uso del hierro para la síntesis de la hemoglobina. En los humanos, se ha observado que la mejora del estatus nutricional de la riboflavina aumenta el nivel de hemoglobina en circulación (9).

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que presta asesoramiento científico a los responsables políticos, ha confirmado que se han demostrado unos claros beneficios para la salud de la ingesta de vitamina B2 en la dieta, ya que contribuye a lo siguiente:

  • Funcionamiento normal del metabolismo productor de energía ;
  • Funcionamiento normal del metabolismo de hierro en el organismo;
  • Mantenimiento de la piel y las membranas mucosas normales;
  • Mantenimiento de glóbulos rojos normales;
  • Conservación de una visión normal;;
  • Protección de los constituyentes de las células frente a los daños oxidativos;
  • Mantenimiento del funcionamiento normal del sistema nervioso;
  • Reducción del cansancio y la fatiga.