VITAMINA B9 // ácido fólico

Seguridad

No se han asociado efectos adversos al consumo excesivo de vitamina B9 (folato). Las únicas preocupaciones en torno a la seguridad se limitan a la ingesta de ácido fólico sintético.

Una síntoma de deficiencia de vitamina B12 es la anemia megoloblástica, que es indistinguible de la asociada con la deficiencia de la vitamina B9 (folato) (Véase Síntomas de deficiencia). En una persona que sufriese de anemia megaloblástica debido a una deficiencia de vitamina B12 sin diagnosticar, la ingesta de altas dosis de ácido fólico podría corregir la anemia, pero no la deficiencia subyacente de vitamina B12, corriendo así esta persona el riesgo de desarrollar daños neurológicos irreversibles. Estos casos se han visto con dosis de ácido fólico de 5.000 microgramos (5 mg) o más. 

Riesgo de cáncer de próstata

Un ensayo de seguimiento del ensayo Aspirin/Folate Polyp Prevention Study (AFPP) (48) indicó una mayor incidencia de cáncer de próstata tras varios años de ingesta de vitamina B9 (ácido fólico) (49). No obstante, expertos comentaron que el estudio presentaba deficiencias básicas en su diseño (Véase también Opinión de los Expertos).

Además, los resultados contradecían claramente todas las observaciones publicadas anteriormente, de acuerdo con los cuales un buen estatus de folato a largo plazo reduce el riesgo de cáncer.

Riesgo de cáncer de pulmón

Un estudio que combinó los datos de dos ensayos clínicos aleatorizados controlados con placebo ha sugerido un aumento del riesgo de cáncer de pulmón y mortalidad en pacientes con cardiopatía isquémica tratados con suplementos de ácido fólico (0,8 mg/día) y vitamina B12 (0,4 mg/día) Los autores de este estudio han especulado que la deficiencia de folato en los alimentos puede promover las etapas iniciales del desarrollo de cáncer, mientras que altas dosis de ácido fólico en forma de suplementos puede favorecer el crecimiento de las células cancerígenas.

Los expertos han criticado que los resultados de este estudio discrepan de la evidencia actual, según la cual una ingesta elevada de ácido fólico en adultos se asocia a una menor incidencia de cáncer y un descenso del 50% en el riesgo de muerte por cáncer. Los hallazgos a corto plazo no invalidan los beneficios a largo plazo que el enriquecimiento con ácido fólico puede tener sobre la salud de la población (51). Las intervenciones preventivas requerirían una evaluación a largo plazo, pudiendo alargarse décadas el tiempo para apreciar los beneficios de dichas intervenciones, aunque dejar de fumar puede constituir uno de los cambios de hábitos que producen una rápida disminución del riesgo de cáncer (Véase también Opinión de los expertos).

Nivel máximo de ingesta tolerable

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha establecido niveles máximos de ingesta tolerables (UL) para la vitamina B9 (ácido fólico) (52):

Edad (años) UL (mg/día)  
 1–3 0,2  
 4–6 0,3  
 7–10 0,4  
 11–14 0,6  
 15–17 0,8  
 Adultos 1,0  

 

Puesto que no hay datos disponibles que sugieran que grupos en otras etapas de vida tengan una mayor susceptibilidad a los efectos adversos de una ingesta elevada de ácido fólico, el UL es también aplicable a mujeres embarazadas y lactantes.

Para prevenir daños irreversibles, el Consejo de Alimentación y Nutrición estadounidense ha establecido un nivel máximo de ingesta tolerable (UL) para la vitamina B9 (ácido fólico) (1):

Grupo de edad

UL (mcg/día)  
 Bebés de 0 a 12 meses  No se puede establecer *  
 Niños de 1 a 3 años 300  
 Niños de 4 a 8 años 400  
 Niños de 9 a 13 años 600  
 Adolescentes de 14 a 18 años 800  
 Adultos de 19 años en adelante 1.000 (= 1 mg)  

* La fuente de ingesta deberían ser los alimentos y las fórmulas.

Interacciones con fármacos

Advertencia: 
Debido a las posibles interacciones, los suplementos dietéticos no deben ser tomados con medicamentos sin consultar previamente a un profesional médico.