VITAMINA D // calciferol

Fuentes

De acuerdo con muchos expertos, la exposición al sol durante 10 ó 15 minutos (radiación ultravioleta B) de los brazos y piernas o la cara y los brazos tres veces por semana entre las 10:00 a.m. y las 3:00 p.m. durante la primavera, el verano y el otoño a 40 grados de latitud debería proporcionar a las personas de piel clara una cantidad adecuada de vitamina D3 producida por la piel (87). Un estudio indicó que las concentraciones de vitamina D en la sangre tras una exposición a una dosis mínima de luz solar simulada, que causó un enrojecimiento leve de la piel, era equivalente a ingerir aproximadamente 20.000 UI de vitamina D2 (90)

Sin embargo, en las latitudes de 40 grados norte o sur, no hay suficiente radiación solar UVB disponible para la síntesis de vitamina D de noviembre a principios de marzo. Este periodo se extiende de mediados de octubre a mediados de marzo diez grados más al norte o al sur.

Las personas de piel oscura sintetizan considerablemente menos vitamina D cuando se exponen al sol que los de piel clara (1). Además, las personas mayores tienen una capacidad deficiente para sintetizar vitamina D mediante la exposición al sol y a menudo bloquean la síntesis de vitamina D3 utilizando protectores solares o llevando ropa protectora. 

La vitamina D está presente de forma natural en muy pocos alimentos, que incluyen algún pescado graso (caballa, salmón y sardinas), aceites de hígado de pescado y los huevos de gallinas que han sido alimentadas con vitamina D. En algunos países la leche y la fórmula infantil está enriquecida con vitamina D.

Los suplementos de vitamina D son una fuente fiable de esta vitamina, especialmente durante el invierno, cuando la piel casi no produce vitamina D. La mayoría de los suplementos de vitamina D disponibles sin receta contienen vitamina D3 (colecalciferol) para proporcionar 400 UI (10 mcg) de vitamina D. Algunos suplementos de calcio también incluyen vitamina D.