VITAMINAS

Reduccion del riesgo de enfermedad

Hasta la fecha, la investigación ha generado un montón de datos que demuestran que una ingesta insuficiente de vitaminas puede promover, en parte, el desarrollo de enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, cáncer y osteoporosis. Además, pruebas clínicas han demostrado que las vitaminas de la dieta, alimentos enriquecidos o suplementos nutricionales son efectivos en la prevención de enfermedades carenciales. 

Por otro lado, estudios han indicado que la ingesta de vitaminas puede no reflejarse en una reducción del riesgo de anomalías dependiendo de una multitud de factores relacionados con el estilo de vida, y la dieta es sólo uno de ellos. Otra investigación ha asociado la reducción del riesgo de enfermedad con vitaminas en la dieta, pero no con la toma de suplementos. Los contradictorios resultados muestran la complejidad de la relación entre la salud y la nutrición (ver también Principios – La complejidad de la investigación sobre micronutrientes). 

El hecho es que una ingesta adecuada de vitaminas y otros micronutrientes es esencial para prácticamente todos los procesos químicos corporales y es necesaria para una vida sana. Eso sí, las vitaminas de la dieta, alimentos enriquecidos o suplementos nutricionales no pueden compensar otros hábitos nocivos como el comer mal, fumar o beber alcohol en excenso.

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información