BETACAROTENO

Recomendaciones para el consumo

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (39) y el Consejo de Alimentación y Nutrición estadounidense(1) han decidido que las pruebas existentes son insuficientes para establecer un aporte dietético recomendado(ADR) o una ingesta adecuada (IA) de betacaroteno y otros carotenoides.

En la mayoría de los países europeos, la ingesta recomendada se basa en la asunción de que se requieren 4,8 mg de betacaroteno para satisfacer la necesidad de 800 microgramos de vitamina A (factor de conversión 6). Basándose en estudios epidemiológicos se puede concluir que se debería procurar tener un nivel de betacaroteno en el plasma de 0,4 micromoles/litros para beneficiarse de su potencial preventivo. Esto se puede conseguir con 2–4 mg/día (40).

Organizaciones científicas y gubernamentales, como el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) estadounidenses, recomiendan el consumo de alimentos ricos en betacaroteno; la ingesta dietética recomendada es de 3 a 6 mg de betacaroteno/día, la cual está asociada a un menor riesgo de contraer enfermedades crónicas.

En respuesta de dos estudios clínicos que observaron un mayor riesgo de cáncer de pulmón en fumadores empedernidos que tomaron altas dosis (de 5 a 10 veces las dosis recomendadas) de betacaroteno durante un tiempo prolongado (véase Seguridad), la industria alimentaria alemana introdujo voluntariamente una auto-restricción para las bebidas (máx. 2 mg de betacaroteno/100 ml) y complementos alimenticios (máx. 4,8 mg/día). Se advierte que los complementos alimenticios con dosis diarias superiores a los 4,8 mg de betacaroteno no son adecuados para los fumadores empedernidos, o que sólo deberían ser usados durante un periodo de tiempo limitado.

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información