LUTEÍNA Y ZEAXANTINA

Otras aplicaciones

Trastornos oculares asociados a la edad

Diversos estudios han sugerido que la luteína y zeaxantina podrían disminuir el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y cataratas.

Un ensayo aleatorizado controlado con pacientes de DMAE halló que la suplementación con 10 mg/día de luteína mejoraba ligeramente la agudeza visual en comparación con el placebo al cabo de un año (11).

Más recientemente, un estudio con pacientes de cataratas o DMAE halló que la suplementación con luteína (3 veces 15 mg/semana) durante un periodo de hasta dos años mejoraba ligeramente la agudeza visual y la sensibilidad al resplandor (18).

Un ensayo aleatorizado controlado incluyó a 4.203 participantes de edades comprendidas entre los 50 y los 85 años con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) con riesgo de que progresara a DMAE avanzada (29). Además de la fórmula AREDS original (30) – un consumo diario de una alta dosis  de vitamina C (500 mg), vitamina E (400 unidades internacionales), betacaroteno (15 mg), zinc (80 mg de óxido de zinc) y cobre (2 mg de óxido de cobre) – se pidió a los participantes que tomaran diariamente luteína (10 mg) más zeaxantina (2 mg), ácido docosahexaenoico (350 mg DHA) más ácido eicosapenta-enoico (650 mg EPA), ambos, o placebo durante una media de 5 años. Los resultados del estudio mostraron que la fórmula AREDS2 no presentaba una reducción adicional del riesgo de los participantes de progresar a DMAE avanzada (en comparación con el efecto de reducción de riesgo de enfermedad observado en la fórmula AREDS anterior). Sin embargo, se observó un riesgo un 26% menor de progresión a DMAE (29) avanzada y un 32% de reducción del riesgo de tener que someterse a una operación de cataratas (31) en los participantes con el menor consumo en dieta de luteína más zeaxantina. Los investigadores comentaron que en el estudio participó una población bien nutrida y que los micronutrientes de la suplementación adicional podrían ser beneficiosos para los pacientes con DMAE que no están tan bien nutridos. Por ejemplo, en EE. UU., el consumo diario de luteína y zeaxantina se encuentra normalmente por debajo de 1 mg al día.

Capacidad visual frente al resplandor

Muchos parámetros de la capacidad visual (p. ej., sensibilidad al contraste) se ven afectados por el resplandor. Puesto que se cree que la luteína y zeaxantina bloquean la luz azul y protegen contra la luz fuerte, podrían aumentar la tolerancia de los ojos frente a las luces fuertes (p. ej., el resplandor del sol o los faros de un vehículo en la oscuridad).

Un estudio con personas sanas sugirió que aumentando el nivel macular de luteína y zeaxantina mediante suplementación (10 mg de luteína y 2 mg de zeaxantina al día durante 6 meses) podrían ayudar a soportar luz intensa y reducir el tiempo necesario para recuperarse de un fuerte resplandor (19).

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información