MINERALES // Potasio

Otras aplicaciones

Advertencia: 
Cualquier tratamiento dietético o farmacológico con altas dosis de micronutrientes puede anular los mecanismos de control del organismo, por lo que las terapias con micronutrientes pueden ir asociadas a posibles efectos secundarios y toxicidad. No es recomendable utilizar altas dosis de micronutrientes sin supervisión médica.

Presión arterial alta

Diversos estudios indican que los grupos que consumen cantidades relativamente altas de potasio tienen una presión arterial más baja que otros grupos comparables que consumen cantidades relativamente menores(21).

Los datos de más de 17.000 adultos que participaron en el National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES III) indicaron que una ingesta elevada de potasio en la dieta estaba asociada a una presión arterial significativamente más baja (22).

En el estudio Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH), el seguimiento de una dieta que incluía 8,5 porciones/día de frutas y verduras y 4.100 mg/día de potasio bajó la presión arterial una media de 2,8/1,1 mm Hg (presión arterial sistólica/diastólica) en personas con una presión arterial normal y una media de 7,2/2,8 mm Hg en personas con hipertensión, en comparación con una dieta de control que aportaba sólo 3,5 porciones/día de frutas y verduras y 1.700 mg/día de potasio (23).

Un meta-análisis de 33 ensayos aleatorizados controlados en 2.609 personas demostró que una mayor ingesta de suplementos de cloruro de potasio (KCl) (2.300-3.900 mg/día) resultó en una ligera, pero significativa, reducción de la presión arterial de entre 1,8/1,0 mm Hg en personas con una presión normal y 4,4/2,5 mm Hg en personas con hipertensión. El análisis por subgrupos indicó que el efecto reductor del potasio sobre la presión arterial fue más pronunciado en sujetos que consumen más cantidad de sal y en ensayos en los que la mayoría de los participantes era de raza negra.

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información