VITAMINA B3 // NIACINA

Reduccion del riesgo de enfermedad

Cáncer

Estudios in vitro (cultivos celulares) proporcionan pruebas de que la coenzima de niacina NAD influye en la respuesta celular al deterioro del ADN, un importante factor de riesgo en el desarrollo del cáncer (4, 5, 6).

No obstante se sabe poco acerca del nivel de NAD en las células y la prevención del deterioro del ADN o el cáncer en los seres humanos. No se ha determinado ni el contenido de NAD en las células ni la ingesta dietética de precursores de NAD (niaciona y triptófano) necesarios para optimizar una respuesta protectora tras un deterioro del ADN.

Investigaciones sobre los aspectos bioquímicos y celulares de la reparación del ADN han despertado el interés por la relación entre la ingesta de vitamina B3 (niacina) y el riesgo de desarrollar cáncer en los seres humanos (9). Un extenso estudio de casos y controles halló que un mayor consumo de niacina (5,2–6,2 mg), junto con nutrientes antioxidantes, está asociado con una reducción del 40% de la incidencia de cáncer oral (boca), de faringe (cuello) y de esófago (10, 11).

Diabetes mellitus dependiente de insulina (IDDM)

Se sabe que la diabetes mellitus dependiente de insulina en los niños, llamada a menudo diabetes tipo 1, es resultado de una destrucción autoinmune de las células del páncreas que segregan insulina. Evidencias de investigaciones in vitro y en animales indican que un alto nivel de vitamina B3 (nicotinamida) protege las células pancreáticas que producen insulina frente glóbulos blancos inflamatorios o especies reactivas del oxígeno. Por lo tanto, la nicotinamida podría ayudar a retrasar el inicio de la dependencia de la insulina en personas con diabetes tipo 1.

Un análisis de diez ensayos publicados, inclusive cinco ensayos aleatorizados controlados con placebo, hallaron evidencias de un mejor funcionamiento de las células productoras de insulina tras un año de tratamiento con vitamina B3 (nicotinamida), pero el análisis no halló ninguna evidencia clínica de un mejor control de la glucosa en la sangre (glucémico) (12).

A diferencia de la nicotinamida, no se ha hallado que el ácido nicotínico sea efectivo para la prevención de la diabetes tipo 1.

 

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información