VITAMINA B3 // NIACINA

Otras aplicaciones

Advertencia: 
Cualquier tratamiento dietético o farmacológico con altas dosis de micronutrientes puede anular los propios mecanismos de control del organismo. Por lo tanto, las terapias con micronutrientes pueden ir asociadas con potenciales efectos secundarios y toxicidad. No es recomendable utilizar altas dosis de micronutrientes sin supervisión médica.

Colesterol elevado y enfermedades cardiovasculares

El estudio Coronary Drug Project (CDP) hizo un seguimiento de más de 8.000 hombres con un historial de ataques al corazón (‘infartos de miocardio’) durante seis años (13). En comparación con el grupo placebo, el grupo que tomó 3 g de vitamina B3 (ácido nicotínico) diarios experimentó una reducción media del colesterol total en la sangre del 10%, una reducción de los triglicéridos del 26%, una reducción de los infartos de miocardio no mortales recurrentes del 27% y una reducción de los derrames cerebrales (accidentes ‘cerebrovasculares’) del 26%. Un seguimiento posterior al ensayo nueve años después reveló una reducción del 10% de la mortalidad total con el tratamiento con ácido nicotínico.

Cuatro de los cinco mayores ensayos cardiovasculares hallaron que la vitamina B3 (ácido nicotínico) en combinación con otras terapias produce beneficios estadísticamente significativos en hombres y mujeres(14).

Debido a los efectos protectores de altas dosis de vitamina B3 (ácido nicotínico), potencialmente relacionados con cambios en el perfil de lípidos en la sangre (p. ej., aumento del nivel de colesterol HDL y descenso del LDL), éstas se han utilizado en combinación con otros medicamentos para reducir los lípidos: Un ensayo aleatorizado controlado halló que una combinación de ácido nicotínico (2–3 g/día) y un fármaco para reducir el colesterol (simvastatin) resultaba en mayores beneficios en el nivel de HDL en suero y de episodios cardiovasculares, como ataques al corazón o derrames cerebrales, que el placebo en pacientes con enfermedades coronarias y un bajo nivel de HDL (15). Los efectos de la niacina dependían de la dosis(16, 17).

Aunque es un nutriente, en las dosis necesarias para obtener un efecto reductor del colesterol, el uso de vitamina B3 (ácido nicotínico) debe plantearse como el de un fármaco. Para someterse a una terapia de reducción del colesterol con ácido nicotínico se debería contar siempre con la supervisión de un médico cualificado con el fin de minimizar potenciales efectos adversos y maximizar los beneficios terapéuticos.

VIH / SIDA

Se ha planteado la hipótesis de que una infección con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), aumenta el riesgo de una deficiencia de vitamina B3 (niacina) (18). Un estudio observacional de 281 hombres seropositivos halló que una ingesta más elevada de niacina estaba asociada con una progresión más lenta del SIDA y una mayor supervivencia (19).

Es necesario seguir investigando para determinar si existe un beneficio real.

Osteoartritis

Un estudio preliminar sugirió que la nicotinamida podría mejorar los síntomas de artritis, inclusive una mayor movilidad de las articulaciones y una reducción de la cantidad de fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINES) necesarios (20).

 

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información